Dos pautas de comunicación empática

image

Cuando comprendemos la necesidad del otro, pero de verdad, y nos importa, esto se traduce en una postura física y un tono de voz que transmite sin fisuras el mensaje que queremos hacer llegar. A través de la coherencia del lenguaje verbal y no verbal, demostramos y reafirmamos al otro nuestro entendimiento de sus necesidades y sobre todo, nuestra intención.
Finalmente, se trata de que lo sintamos en la carne. Así convencemos. No es bla bla, es pasión.
La impro, el teatro y el trabajo de expresión corporal me han dado muchas claves para aprender a gestionar la voz, el cuerpo, la atención y los objetivos en un mismo momento.
Escucha: qué quiere el otro, que palabras usa para decirte lo que te está diciendo. Entre miles de formas de decirlo, elige unas palabras y no otras. Allí tienes un mensaje.
Devuelve: haz lo mismo, conecta con la intuición y ablanda un poco la cabeza, confía en ti y deja que tu saber encuentre las mejores palabras. Siéntelas, el gesto las acompañará y el otro recibirá un mensaje potente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s